El encanto de los Trullos

 

Por: Adriana Cadavid

Consultora de tendencias y producto Pizano

1.p

 

Un magnífico ejemplo de que la historia a través del tiempo toma mayor fuerza conservando la esencia son los “Trullos”. El origen de los Trullos (plural español) es propia de la región Italiana de Apulia, sur de Italia y es una típica construcción manual y campesina del siglo XVI, de muros en mampostería de piedra en seco (sin mortero) y de techos de apariencia cónica que al final de éste se le ubicaba piedras y decorados con figuras representativas a la protección familiar del mal de ojo.

2.3.4

Por eso hay quienes piensan que los Trullos (plural en español) o los Trulli (plural en italiano), no representaba una construcción fija dejando nula la posibilidad de poblar los alrededores, también eran construidos como una alternativa para evadir los impuestos reglamentarios que se debían cumplir con las casas y que debían ser pagados a los dueños de las tierras, pues a través de señales de humo se podían comunicar y avisar la llegada de las revisiones tributarias, pues dice la historia que al visualizar las señales de humo, se debía destruir el techo para darle una apariencia de una estructura en ruinas y posteriormente se reconstruían para darle el mismo uso inicial y así evitar el pago del tributo.

5.5

Estas antiguas construcciones también fueron ideadas como un lugar alterno que le permitiera al campesino que labraba la tierra, tener un lugar de descanso y guardar las herramientas de trabajo. La técnica de construcción de los Trullos era construida a través de piedras superpuestas y fijándolas con una capa de barro, que servía para cobijar el interior en caso de frío o inclusive mantenerlo fresco en la época de verano. En el interior solo contaba con ventanas pequeñas, no tenían puertas que dividiera el interior y definitivamente se le agregaba poco mobiliario por ser un lugar pequeño que no tenía una medida exacta en metraje, ya que no era construido con planos ni con referentes espaciales.

6.7

Desde 1996 en la provincia de Bari, Alberobello es considerada la capital del Trulli, siendo declarada como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. De ahí que este tipo de edificaciones milenarias sean sitios turísticos muy apetecidos por el turista Europeo, quienes consideran que es una excelente alternativa para unos días de descanso, ya que representa la esencia de la historia de un sitio sencillo que hoy en día, le han aplicado un toque moderno, acogedor y definitivamente una excelente opción de descanso y confort de muy buen gusto.

7.8

Aún hay Trullos de la época restaurados externamente y diseñados con un interiorismo moderno y otros por su parte que han sido construidos desde cero, construcción considerada con un alto costo.

10

Materiales presentes en el interiorismo de los Trullos:

Como protagonista definitivamente la piedra hace gala de su carácter, muy mezclado con el mármol para algunos casos aplicados en el piso y maderas de apariencia desgastada haciendo presencia con toda la información natural en nudos, desgastes y fisuras, así como también maderas claras de apariencia más tranquila, ya que el espacio definitivamente tiene una inclinación más hacía un ambiente muy sereno. Es incluyente de igual forma las fibras naturales y acentos en crudo, dando fuerza a un espacio ecléctico que demuestre la esencia natural con toques modernos y contemporáneos teniendo lo necesario, enfoque perfecto para la intención por la cual hoy siguen existiendo los Trullos: un verdadero descanso!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Popup